Who’s behind L’escola del món?

Berta Torres. Desert. L'Escola del Món

Si llevas preguntándote quién hay detrás de este blog, hoy quiero escribir un artículo un poco más personal para que nos conozcamos mejor.  Primero me voy a presentar y a compartir qué es lo que me llevó a crear L’escola del món. A continuación os hablaré de mi propia experiencia de aprendizaje del inglés. 

 

Introducing myself…

 

Soy Berta. Soy maestra de música y Doctora en Didáctica de la Lengua Inglesa. He estudiado y vivido en el extranjero en numerosas ocasiones y me apasiona aprender y descubrir.  Si quieres saber un poco más sobre mi historia y mis motivaciones, puedes hacerlo visitando el apartado Sobre Nosotros 🙂 Y si quieres leer una entrevista muy personal que me hicieron en la que cuento qué es lo que me llevó a crear este pequeño proyecto online, puedes leerla aquí.

Berta Torres. L'Escola del Món

Me apasiona la educación y lo que significa “aprender”. Hace ya 4 años que me dedico a enseñar inglés y Didáctica del Inglés en varias universidades: La Universidad  de Vic-UCC, la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad de Barcelona y la Universidad Internacional de Cataluña. Imparto clases de  Inglés y de Didáctica del Inglés a futuros maestros y educadores; clases de Music Education a través del Inglés y acompaño a los estudiantes con sus Practicums de grado o sus Trabajos de Fin de Grado y de Máster. La investigación me llevó a todo esto. Y mis tres grandes pasiones, el inglés, la música y los valores interculturales, se juntaron después de la tesis para crear mi propio método de enseñanza del inglés: ¡MOVIC! . Sí. Vivir en el extranjero, lejos de casa, también es una escuela. La mejor y la más significativa. Además, sigo haciendo investigación en el ámbito del multilingüismo, las identitades lingüísticas y CLIL con música (Content and Language Integrated Learning).

 

Había, también,  otra cosa que me apasionaba y que no podía llevar a cabo: el poder compartir materiales, recursos, ideas, inspiración y motivación con familias y maestros en activo. En otras palabras, poder dar herramientas a la sociedad de forma práctica, real y directa para convertir en realidad lo que llevo investigando muchos años, desde que empecé a hacer investigación en la University of Bristol con mi segundo Master. La investigación es necesaria, pero si se queda aislada en el mundo universitario, no lo estamos haciendo bien. Sentía la necesidad de acercar, compartir y poner en práctica todo lo que la investigación descubre y difunde. De esta forma, los investigadores y las personas en época de formación no son las únicas que pueden beneficiarse de todo ello. Para mi, el proyecto L’escola del món era una puerta directa y práctica de poder convertir en realidad todo lo que indica la investigación en mutlilingüismo y aprendizaje de lenguas extranjeras. Además… confesaré que me apasionan y me pierden los cuentos infantiles y que quería convertir este pequeño espacio online en una biblioteca de cuentos infantiles en inglés de temáticas llenas de valores. Verás que a menudo incluyo recomendaciones de materiales y cuentos con enlaces a Amazon. Esto me ofrece la posibilidad de recuperar una proporción muy pero que muy pequeña del tiempo y del dinero que dedico a crear y mantener viva esta página web.

Si te interesa saber más de lo que escribo en el mundo de la investigación, puedes ver mi página de Academia. 

Serveis: Book Club. L'Escola del Món

Zona infantil en una fábrica de Saltaire, Yorkshire, Reino Unido.

My language learning process…

 

Hay muchas personas que piensan que hablar bien el inglés equivale a haber gastado mucho dinero en academias. Quizás leyendo sobre mi propio proceso de aprendizaje de la lengua descubrirás que la motivación personal y las ganas de aprender y abrir nuevos horizontes pueden ser factores mucho más poderosos que mil academias de idiomas y mil horas de estudio con metodologías tradicionales.

Yo nunca fui a ninguna academia de idiomas. Aun así, recibí clases de inglés con una profesora particular durante dos años. Recuerdo, también, que en el instituto tenía facilidad con el inglés. Me gustaba porque no me parecía muy difícil, pero debo admitir que no era consciente del por qué de aquel idioma (creo que éste sigue siendo el principal problema de los métodos de enseñanza del inglés en nuestro país). Así que nunca dediqué más horas de las que debía dedicar para obtener buenas calificaciones. También recuerdo los campamentos de verano en inglés, donde aprendí a convivir con la lengua de una manera lúdica, pero todavía no pude ser consciente del “por qué” de todo aquello. Todo siguió así hasta que llegó mi primer viaje sola a los 18 años: decidí ir a pasar un verano entero a Irlanda a trabajar de au pair. No tenía ahorros y pensé que era una manera perfecta de trabajar y aprovechar el tiempo a la vez aprendiendo.

 

Y allí cambió todo.

Fue el comienzo de un interminable curiosidad por descubrir el mundo. De hecho, regresé dos veranos más a aquel maravilloso país. Después de Irlanda, llegó un verano en Toronto y otro en Nueva York, donde tuve la oportunidad de hacer cursos de inglés con una beca para maestros del Ministerio. A esas alturas mi motivación por la lengua era infinita. Me apasionaba todo lo que tenía que ver con esa herramienta de comunicación que me conectaba a todas aquellas experiencias, descubrimientos, aprendizajes. A personas de todo el mundo. Mientras estaba en casa, me apunté a la escuela de idiomas, hice todos los cursos, y me saqué el certificado Advanced y el Proficiency del British Council. No lo hacía por los títulos, sino para tener metas y objetivos que lograr. Después vino el vivir en Inglaterra e Indonesia. Todas esas experiencias me marcaron profundamente. Y fue así como el inglés se convirtió en parte de mí. Hice un cambio de chip que, a día de hoy, como docente, considero indispensable.

Serveis: Book Club. L'Escola del Món

El día de la despedida: me iba de Indonesia después de haber estado enseñando inglés en una escuela durante 5 meses.

Como había experimentado ese “cambio de chip” al descubrir lo que el mundo me podía regalar a través de este idioma, veía la televisión en inglés para agilizar la oída. Y era un pez que se mordía la cola: al final no lo hacía por el inglés, sino porqué ver una serie en versión original… ¡no tenía color! Debo admitir que en mi relación con el inglés de jovencita hubo una serie de televisión clave: la serie Friends. Sin darme cuenta, mirando episodio tras episodio, ¡estaba aprendiendo muchísimo! Me sabía diálogos enteros, frases típicas de cada personaje, expresiones que salían capítulo tras capítulo… Y me gustaba tanto que me olvidé progresivamente del hecho de que la estaba viendo en inglés.

 

Hoy en día concibo el inglés como una herramienta de comunicación más con la que puedo acceder a información más allá de mi propio contexto cultural y lingüístico. Pero lo más importante para mi es el hecho de haber adquirido una visión global del mundo que te hace relativizar, comparar, reflexionar y tener una perspectiva mucho más completa del mundo, de su belleza y también de sus problemas y retos. No hay una meta, no se puede conseguir el haberlo aprendido todo. Sigo buscando apasionadamente experiencias enriquecedoras, humanas y llenas de retos. Cada día.

 


 

¡Un placer habernos conocido un poco mejor! Si quieres comentar este post voy a responder individualmente, me encantaría conocer vuestras experiencias . Con este pequeño proyecto online pretendo facilitar formas, materiales y métodos vivenciales de enseñanza-aprendizaje del inglés. Es indispensable que como maestros, educadores o padres  ayudemos a las futuras generaciones a ver las lenguas extranjeras como lo que son: una puerta de acceso a información y experiencias vitales. Más allá de los títulos y certificados, esto es que verdaderamente importa y lo que los va a motivar a querer aprender el idioma.

 

Feel free to share your experiences in the comments section below! It is your turn now!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *