Hagamos pedagogía crítica del inglés

consultoria assessorament anglès nens

Se habla mucho sobre la importancia del inglés en nuestro país. Todos sabemos que es imprescindible para las futuras generaciones, que será un “tick” muy necesario en el currículum de los futuros ciudadanos del mundo y que les permitirá acceder a un mundo laboral que, de otra forma, les cerraría puertas. De hecho, todos sabemos que vamos muy tarde en este sentido en comparación con la mayor parte de Europa y otros rincones del mundo. Precisamente porqué vamos “tarde”, la manera de la que se habla sobre el aprendizaje del inglés estresa, nos pone nerviosos… i hacemos que se viva muy pero que muy mal. Para variar, necesitamos cifras, cantidades y estadísticas para justificar la importancia de ciertos aprendizajes. Como si la educación tratara de “fabricar” ciudadanos perfectos para que puedan encajar en un mundo-mercado que cada vez considero más superficial. Y si empezamos a hacer pedagogía crítica del inglés?

 

Con el aprendizaje de lenguas extranjeras y, de forma muy especial, con el inglés, ha pasado exactamente lo que comentaba, y de forma muy exagerada.

Qué valores promueve el inglés y qué valores debería promover?  

Es muy normal que, en las circunstancias que describía, los niños y niñas, así como los adolescentes, no comprendan los “por qué” detrás de esta herramienta comunicativa. Para ellos, un “tick” en su futuro CV no tiene ninguna importancia. No les aporta nada. No les hace crecer. No les motiva. No les hace felices… 

 

El inglés, como cualquier otro aprendizaje, tiene que ser vivencial. Nos tiene que servir para movernos por el mundo y para tener las herramientas necesarias para afrontar situaciones. Tan si son profesionales como personales. Quiero enfatizar mucho el enriquecimiento personal que se esconde detrás del aprendizaje del inglés. Tendimos a hablar solamente de las ventajas laborales y profesionales que puede conllevar el dominio de este idioma y demasiadas veces dejamos de banda lo más importante. Lo más transformador. Esta lengua es una herramienta de desarrollo personal.

 

Tener un dominio del inglés va a permitir a los pequeños de hoy en día VIVIR experiencias vitales inolvidables. Les dará  la oportunidad de viajar, de aprender, de desaprender, de comparar, de romper esquemas preestablecidos, de relacionarse con otras culturas y tradiciones que no tendrán nada que ver con las suyas, de conocer personas, perspectivas y paisajes diferenta… Les va a permitir conocer, aprender y nutrirse de la diferencia. Les convertirá en ciudadanos del mundo más responsables, con una visión más amplia de las cosas. Hablo de aquellos valores transversales que son indispensables en el mundo en el que vivimos…

 

Aprender a comunicarse con personas de culturas diferentes es una fuente para desarrollar la capacidad de empatizar. Empatizar con todo aquello distinto y desconocido. Y son estos aprendizajes los que son, desde mi punto de vista, indispensables. Los que nos sirven para toda una vida. Empatizar con todo aquello que nos queda lejos de la zona de confort, de lo que nos es cómodo, es el inicio fundamental para formar ciudadanos del mundo respetuosos, cautelosos y críticos.

Hasta ahora he hablado de los valores que creo que el inglés debería promover. Y soy consciente de que voy a contracorriente… porqué, por desgracia, nuestra sociedad no promueve una pedagogía crítica del inglés. Hacer pedagogía crítica del inglés, un concepto del cual he hablado en otro artículo, significa vaciar esta lengua de valores y connotaciones provenientes de los países donde se habla como lengua oficial. Significa llenarla de valores y connotaciones neutros e internacionales. Empoderar a los usuarios del inglés, vengan de donde vengan, es un primer paso imprescindible para que las futuras generaciones se atrevan a utilizarla y a nutrirse de ella sin ningún pudor ni vergüenza. Aún vemos por todas partes banderas británicas a los libros de texto de inglés… Hace falta, pues, promover una pedagogía crítica del inglés haciendo visibles valores transversales y conocimientos internacionales que nos ayudarán a sentirnos parte de una comunidad internacional de usuarios de esta lengua.

 

En un mundo donde necesitamos cuantificarlo todo, considero que haber de VALORES es indispensable. Y suena extraño, ¿verdad?

 

Espero que te interese el planteamiento que propongo. A mi, sin ninguna duda, me apasiona y me empuja a seguir trabajando. Puedes suscribirte a la página para ir recibiendo los últimos artículos y novedades. También nos puedes seguir en Facebook ¡Hasta muy pronto!

 

P.S. El proyecto “L’escola del món” nació para poder ayudar a ver el inglés como una puerta… como un aprendizaje que va más allá de la lengua en sí. Entendiendo esta herramienta de comunicación como una puerta abierta a valores, experiencias y crecimiento y desarrollo personal, dejaremos atrás la frustración que muy a menudo crea en las aulas y en nuestro sistema educativo. 

El inglés puede ser el inicio del descubrimiento de nuevas maneras de entender nuestra sociedad, nuestro día a día y nuestro mundo. Aprender un idioma extranjero siempre conllevo cambios identitarios. De hecho, la investigación lo confirma. Y eso significa que incorporarla coma una herramienta de comunicación más nos puede regalar infinidad de nuevas perspectivas y conocimientos. 

Llenar la maleta de nuevos conocimientos es un proceso apasionante, que nos nutre como personas y como ciudadanos. Y para aprender cualquier cosa en este mundo, tenemos que hacer una inmersión plena y vivencial en ella. ¡Tenemos que dejar que nos cambie y nos sacuda! 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *