Los “porqué” detrás del inglés

els per què rere l'anglès

Final de curso, también para “L’escola del món”!

 

Hoy hablamos de razones y de los porqué detrás del inglés…

 

No ha pasado ni un año desde que decidí crear este rincón virtual. ¡Pero se termina el primer curso académico de L’escola del món”! Y ya me ha regalado momentos, situaciones y conversaciones que no podría pagar con todo el dinero del mundo. Estas experiencias son las que me llenan y las que me ayudan a encontrar sentido a todo lo que hago.

Hoy quería hablar de la  filosofía sobre el aprendizaje del inglés que intento transmitir  encarnizadamente desde que se me ocurrió crear este proyecto.  

 

Vivimos inmersos en una sociedad materialista. Creo que, en general, el planeta entero se ha vuelto materialista… y eso me asusta. Y sí, nuestro rincón de mundo, como occidente “desarrollado”, es uno de los lugares en que más fuerte palpita este materialismo.  Y es que esta concepción del valor que tienen las cosas en base a las necesidades materiales ha impregnado, incluso, el mundo de la educación. ¡En el caso del inglés es tan claro!  Aprender inglés se ha convertido en un “tick” en el futuro currículum de niños y niñas que no hay ni cumplido el primer año de vida.  Son bebés y la sociedad ya vende la idea de que tienen que aprender esto, y aquello, y lo otro… si quieren convertirse en ciudadanos así o asá. Ciudadanos que cumplan unas características preestablecidas.

 

Me aterra, esta manera de enteder el aprendizaje… 

 

Aprender inglés se ha convertido en un aprendizaje dirigido a una posible (dicen) puerta a oportunidades de trabajo y de posibilidades económicas. Y hay quien se queda tan tranquilo  quedándose aquí. ¿Y lo básico?  ¿Y lo que importa de verdad? ¿Por qué priorizamos siempre lo superficial y lo ponemos por delante de todo aquello intangible, lo que nos ayuda a vivir, a ser personas y ciudadanos del mundo responsables, críticos, autocríticos, humildes, tozudos en el buen sentido de la palabra y con ganas de cambiar las cosas que consideramos que deberían mejorar y evolucionar? Por qué nos quedamos con las ideas que nos venden, con los “porqués” de otros, y no miramos dentro de nosotros mismos para darnos cuenta  de que las razones válidas son las nuestras. Solamente estas razones serán suficientemente fuertes y poderosas para empujarnos a aprender con cuerpo y alma todo aquello que nos propongamos aprender. ¿Por qué esperamos a que nos hagan el trabajo y, al mismo tiempo, encontramos que nos falta encontrar el sentido a lo que hacemos?

 

Si no nos hacemos nuestras las cosas, nunca lo serán. Busca qué sentido tienen para ti.

 

 

El proyecto “L’escola del món” nació para poder ayudar a ver y percibir el inglés como una  puerta… como un aprendizaje que va mucho más allá de la lengua en si. Entendiendo y viendo esta herramienta de comunicación como una puerta abierta a valores, experiencias y crecimiento y desarrollo personal, dejaremos atrás  la frustración que tan a menuda crea en las aulas y en nuestro sistema educativo.

 

El inglés puede ser el inicio para el descubrimiento de nuevas maneras de entender nuestra sociedad, nuestro día a día y nuestro mundo. Aprender una lengua extranjera conlleva cambios identitarios. De hecho, la investigación lo confirma. Y esto significa que incorporarla como  una herramienta de comunicación más nos puede aportar infinidad de nuevas perspectivas  y conocimientos. Llenar la “maleta” de nuevos conocimientos es un proceso apasionante, que nos nutre como personas y como  ciudadanos del mundo. Y para aprender cualquier cosa, en este mundo, tenemos que hacer una inmersión plena y vivencial en ella, impregnarnos de ello. ¡Tenemos que dejar que nos cambie y que nos sacuda!

  

La filosofía sobre el aprendizaje del inglés  de “L’escola del món”

 

Para terminar, provisionalmente, este blog hasta septiembre, tenía ganas de hacer un listado de algunas de las ideas  clave que guían mi manera de vivir y enseñar el inglés. Sería tan positivo tenerlas en mente  para entender qué esconde esta lengua y qué nos puede ofrecer como personas… :

  • ¿Cuál es la funcionalidad del inglés? Lo que importan son los valores detrás de la lengua. El foco, pues, debe estar detrás de la lengua, y deberíamos centrarnos en lo que queremos enseñar A TRAVÉS del inglés.

 

  • ¿Qué mundos tendríamos que visualizar, a través de esta lengua? El inglés es un vehículo para aprender sobre temas del MUNDO. Los idiomas son puertas directas a nuevas perspectivas y nuevas maneras de entender el mundo. De hecho, la investigación confirma que las personas bilingües y multilingües muestran aspectos identitarios distintos según qué lengua utilizan. En este sentido, aprender inglés significa aprender sobre todo lo que podemos ser relacionándonos con personas y contextos que no forman parte de nuestros referentes culturales y lingüísticos.

 

  • ¿Con qué materiales?  Noticias, canciones que nos gustan, temas que nos apasionan. Sé tu mismo/a más que nunca, cuando utilices esta lengua.  Todo aquello que te interesa es lo que has de usar para aprenderla. No copies maneras de hacer y de actuar que asocias al inglés  (algunos estudios indican que a menudo se asocian al inglés actitudes y comportamientos del mundo audiovisual! que poco tienen de reales…)

 

  • ¿Qué variedad de inglés? ¿británico? ¿americano? ¿australiano? De modelos de inglés hay un montón. El que tu aprendas o el que tus hijos aprendan no tiene por qué estar basado en la cultura anglosajona. A eso se le llamo hacer pedagogía crítica del inglés. Podemos hablar de Inglaterra o Australia… pero también de China, Laos o Nueva Guinea. ¿Tenemos que celebrar Halloween en clase de inglés? ¿Por qué? ¿Porqué se celebra en USA? No tiene mucho sentido, ¿no? Podemos celebrar Halloween, sí, pero entonces también podríamos hablar de la fiesta de las luces de Tailandia… o la fiesta del cordero del mundo musulmán…¿no? La noción EIL (English as an International language) ofrece una visión positiva y transversal para referirnos a este inglés que se habla en todo el mundo y que nos puede pertenecer a todos, nativos y no nativos. ¡Es una conexión muy potente entre todas las culturas del planeta! Sobre esto también escribí un artículo   sobre la globalización y el inglés… 

 

  • ¿Profesor nativo o no nativo? ¡Aquí entra el tema estrella…! La falacia de que el profesor nativo es el mejor. El profesor nativo que ha estudiado pedagogía o educación puede ser muy buen profesor. Tanto como el no nativo que ha estudiado lo mismo. Pero cuidado con los nativos  que, por el simple hecho de tener el inglés como su lengua materna ya se consideran posibles profesores de inglés. Ellos y las empresas de formación que los ponen por delante de los otros candidatos. Algunos estudios, de hecho, dicen que es muy importante haber pasado por el proceso de aprender una lengua. Si no has aprendido nunca una lengua extranjera ya vas a tener más dificultades para enseñar un idioma, aunque sea el tuyo.  Haber pasado por el proceso de aprendizaje del inglés puede hacer que un profesor no nativo pueda enseñar esta lengua mucho mejor que un nativo que no tenga ningún conocimiento de pedagogía de lenguas. Además, tener en común la lengua materna con tus estudiantes facilita que puedas anticipar dificultades y puntos conflictivos entre los dos idiomas.

 

  • ¿Por qué lo necesitas, tú, el inglés? Dependiendo de tus necesidades, tendrás que aprender un tipo de inglés u otro. ¿Tienes que saber filosofar en inglés si necesitas inglés de negocios? ¿Tienes que saber hablar inglés médico si te dedicas al mundo del arte?  No pasa absolutamente nada si hay palabras que no sabemos: no somos nativos de la lengua.  Y esto no es un problema. No es algo de lo que avergonzarse. ¿Deberíamos sonar como un nativo si no lo somos? No, porqué eso significaría convertirnos en alguien que NO somos.  Dicho esto… ¿es apasionante, no, que siempre haya espacio para mejorar en algo?  ¡Así que adelante!

Hoy hasta aquí. Necesitaba dejar muy claro todo esto para cerrar el primer año de L’escola del món. Haber empezado este  blog ha sido, para mi, un pequeño triunfo personal, que me regala cosas muy bonitas.  Entre otras, el poder compartir. Las opiniones y preocupaciones compartidas con algunos de vosotros fortalecen mis ganas de seguir trabajando.   ¡GRÁCIAS! 

 

Espero que pasen un verano fantástico y lleno de experiencias vitales. Es hora de crear recuerdos de aquellos que, dentro de unos años, nos dibujarán una sonrisa enorme.  Tenemos estos deberes, este verano 😉

 

¡Nos vemos en septiembre! No te olvides de suscribirte si te gusta lo que lees.

 

Berta

 

P.S. ¿Que qué he aprendido yo, del ingés? VALORES. Soy muy fan de los valores.. Así que no me voy a olvidar de darle las grácias, también, al inglés.  

He aprendido a escuchar. He aprendido a observar. He aprendido a sentirme la persona más ignorante delante de maneras de vivir completamente diferentes a la mía, auque a veces me costara comprender.  He aprendido a respetar. He aprendidos a no quiere dejar de aprender. He aprendido a tomar decisiones. He aprendido a amar paisajes  que no tienen nada que ver con los que considero “casa”. He aprendidos a conversar sobre el mundo. He aprendido que el mundo, en realidad, es diminuto. También he aprendido, pero,  que nosotros, como humanos, podemos ser muy grandes si nos lo proponemos.  Y lo más importante… He aprendido que nunca voy a saber suficiente. 

 

P.S. 2. En Facebook voy publicando las novedades de “L’escola del món” 🙂

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *